Aire Acondicionado Split y MultiSplit

Un aparato de aire acondicionado split  consta de dos unidades separadas, una interior por la que se obtiene la fuente de refrigeración o calor en invierno y otra unidad exterior (compuesta por un compresor y un condensador) comunicadas mediante tubos. Las unidades exteriores suelen concentrar calor cuando operan en verano y hay que tener mucho cuidado dónde se instalan si se hace en la fachada por los “peros” que pueda poner la comunidad de vecinos o algunos de estos vecinos por su cuenta.

Ventajas e inconvenientes

Los aires acondicionados tipo split tienen a su favor que:

  • son los más económicos dentro de los aparatos de aire acondicionado fijos y por tanto, los que más se instalan actualmente;
  • al estar separado el compresor de la unidad interior por varios metros, aunque unidos por tubos, además de producir muy poco ruido, son muy estéticos en nuestra casa.
  • la mayoría de los split actuales tienen la función “inverter”, es decir, que son bomba de calor, y por tanto los usaremos en invierno para calentar la habitación.

Sin embargo, tienen en su contra que:

  • son fijos, y por tanto hay que saber bien dónde exactamente los pondremos ya que después moverlos es complicado.

Los splits de techo tienen mayor capacidad y están indicados para grandes espacios, pero suelen ser más ruidosos y la instalación más compleja.

Aire Acondicionado por Conductos

Una instalación de aire acondicionado por conductos se compone de un sistema centralizado de distribución del aire a través de un falso techo. El mejor sistema de aire acondicionado por conductos es aquel que se puede regular mediante un sistema de rejillas programables estratégicamente colocadas por donde sale el flujo del aire.

El sistema de conductos de distribución del aire, que enel caso de tratarse de una bomba de calor puede distribuir tanto calor como frío, tiene la ventaja de que la instalación queda totalmente integrada en la casa o el local, sin tener aparatos a la vista. Como toda instalación, tiene una serie de ventajas y de inconvenientes que repasamos en el siguiente artículo.

Lo mejor de un sistema de aire por conductos

Zonificación

Una gran ventaja del sistema de aire acondicionado por conductos es que permite la zonificación o, dicho de otra forma, la capacidad de regular la temperatura y flujo del aire en cada estancia o zona del local o vivienda.

En una instalación zonificada cada habitación tiene su propio termostato que se comunica con una rejilla motorizada. En cuanto se alcanza la temperatura fijada, la rejilla cierra el paso del aire para no sobre-enfriar la estancia. La rejilla abre en cuanto la habitación vuelve a necesitar climatización. De esta manera cada espacio recibe la cantidad justa de frigorías, ahorrando energía y garantizando el confort.

Este sencillo sistema se puede controlar de forma local, a través del termostato situado en cada zona, o de manera general, integrando toda la instalación en el sistema de mantenimiento del edificio, lo que permite tener un control permanente sobre la temperatura fijada en cada termostato. Según el estudio del Grupo de Energía de la UMA mencionado anteriormente, mediante este sistema se puede conseguir un ahorro energético de hasta el 50% al año.

Estética

Generalmente los conductos del aire acondicionado se instalan en falsos techos, con lo que nos evitamos la instalación de los aparatos split de bomba de calor que ocupan un sitio considerable en la pared de la estancia.

Mediante el sistema de conductos, sólo veremos las pequeñas rejillas por donde se distribuye el aire, lo cual resulta más discreto y estético, aunque también hay decoradores y arquitectos que prefieren instalar los conductos a la vista para dar un estilo más “industrial”. Hay fabricantes de conductos de aire acondicionado a la vista que se preocupan por su diseño y que ofrecen soluciones como revestimientos de colores.